EL PARQUE CON BIBLIOTECA

 

Por Marlene Benavides

 

 

¿Conoce usted, en Bogotá, un sitio donde puede pasear en silencio y escuchar el sonido del viento, el canto de los pájaros, encontrarse de repente entre jardines con agua que invitan al descanso, la paz interior y el deseo de crear, de ponerse a escribir, leer o simplemente quedarse allí, sintiendo la vida, respirando el aire, un poco más puro que el del resto de la ciudad?

Si es posible, aunque este además, tiene un balneario con jardín, que se une visualmente a los cerros de la ciudad, en un paisaje nítido hermosamente soleado, o sutilmente brumoso; y cuando llueve, sin perder esa visión, el refugio es la cafetería con un café oportuno y la opción de quedarse allí estudiando, leyendo o en una importantísima reunión.

Puede pasear por el techo del edificio de la biblioteca, ¡increíble! y desde allí, disfrutar de un paisaje lleno de alegría y color alejado del cemento gris de nuestra agitada ciudad.

Este es uno de los sitios quizá menos nombrados. Es un parque con biblioteca y en general lo relacionamos solamente con  la lectura, muy importante y tan necesaria como el aire que respiramos. Claro que también con consulta en internet audioteca, filmoteca, ludoteca, así como a su vez, es un lugar donde la población de los alrededores tiene acceso a actividades culturales dirigidas a las diferentes edades. ¡Ah!… ¡ya sabe cuál es!.

Es un sitio de gran interés turístico y cultural y lo puede encontrar si va por la carrera 63 y la carrera 50, frente al parque Simón Bolívar.  Desde allí, puede ver los jardines y el edificio que el premiado arquitecto Rogelio Salmona, construyó. Es el Parque Virgilio Barco. Hay parqueadero con bicicletero en la biblioteca.


Claro que existen otros sitios también muy importantes, de los que estaremos hablando.

 

Próximamente otro sitio de interés: ¿Por  qué se llamaba el  “Parque de los Novios”?

 

 

Timandra Magazine No. 1  

Queda prohibida la reproducción total y/o parcial de esta publicación por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y escrita de los titulares del Copyright y/o editor, bajo las sanciones establecidas en las leyes.  Los artículos así como su contenido, su estilo y las opiniones expresadas en ellos, son responsabilidad de los autores y no necesariamente reflejan la opinión de Timandra Magazine.